Hilos tensores

Consiste en la colocación por debajo de la piel de hilos de polipropileno con espículas o denticiones convergentes, a efectos de generar una sustentación inmediata y un posterior estímulo celular que promueva la retracción y el mayor levantamiento de las áreas flácidas.

Hemos desarrollado un nuevo procedimiento que permite la fijación de los hilos espiculados a un punto, sin sutura, evitando así el desplazamiento en bloque de los tejidos. Para ello se emplea un sistema de hilos de polipropileno de dos brazos con espículas convergentes (autosustentación) que son colocados a través de una aguja-guía en el espesor del tejido subcutáneo. Cada hilo luego de reflejarse en un punto de fijación adopta la forma de una V invertida, forma de una V invertida, con un vértice que ejerce la fuerza de tracción, mientras las espículas de los brazos determinan la sustentación.

Se trata de una técnica ambulatoria, simple, rápida y segura, que se realiza con anestesia local en consultorio, y cuyos resultados se observan ya en forma inmediata. El resultado final es un lifting de las áreas tratadas. Este procedimiento está indicado en los casos de flaccidez de cara y cuello leve a moderada, sustituyendo en estas situaciones al lifting quirúrgico. También puede aplicarse con buenos resultados en el tratamiento de la flaccidez localizada en brazos, abdomen y cara interna de muslos.