Rejuvenecimiento facial



El "Shock Anti-Arrugas" que hemos desarrollado representa un procedimiento exclusivo en nuestro país, con recuperación rápida y duradera de los tejidos cutáneos mediante la utilización de fórmulas químicas aplicadas en la forma del Triple Peeling Combinado.

No requiere anestesia y se realiza en una única sesión. Los productos utilizados promueven el recambio de las capas superficiales y medias de la piel, dando origen al cabo de once días a una piel nueva, tersa y vital en la que han desaparecido las arrugas,consecuencia del envejecimiento cutáneo intrínseco, así como las arrugas, las manchas y queratosis solares consecuencia del fotodaño, y se han atenuado las líneas de expresión, los surcos y las cicatrices de acné, quirúrgicas o por accidentes.

La base de esto es el efecto estimulante sobre las células que dan origen a las fibras colágenas, elásticas y de reticulina así como la renovación de las células basales que originan la epidermis. Se instala además, como consecuencia, una nueva red vascular superficial que asegura la circulación sanguínea y linfática adecuada. Estos fenómenos determinan que la piel se retraiga sobre los tejidos que cubre, adaptándose perfectamente a ellos sin el plegado de las arrugas, disminuyendo la flaccidez y recuperando la elasticidad de la piel de un niño. El efecto final es un marcado rejuvenecimiento sin alteración de las facciones. Una vez completado el proceso de reepitelización (formación de nueva piel), que como ya se expresó se cumple en once días, se está en condiciones de reiniciar la vida social con total normalidad.

Luego de realizado el tratamiento la piel queda más sensible a la radiación solar durante el período de recuperación, por lo que aún con una adecuada protección no es conveniente exponerse en forma directa y mantenida al sol durante los dos o tres meses siguientes. La piel tratada, debido al potente estímulo de este procedimiento, recupera la vitalidad de los tejidos jóvenes. De hecho y a fin de comprender la evolución posterior de esa piel, podría decirse que va a seguir el proceso normal de envejecimiento de una piel juvenil. El efecto pues, no se agota a los pocos meses sino que es persistente. Los costos económicos aunque variables según cada caso, son sensiblemente menores que los de un lifting quirúrgico o de un láser resurfacing.